Energías de las fases lunares

¿Qué son las fases de la Luna y a que nos invitan? ¿Cuándo debemos iniciar un proyecto? ¿En que momento es mejor cerrar un ciclo?
.
La Luna, sus ciclos y sus misterios han acompañado y cuestionado la humanidad durante toda su existencia; sin duda ha sido un astro de admiración y observación. Desde las antiguas civilizaciones se ha estudiado su influencia en las plantas, las mareas, los ritmos, las cosechas y todos los seres que en ella habitamos.
.
Tradicionalmente asociamos la luna a lo misterioso, representa el carácter femenino de la creación por ser cambiante y cíclica; es por esto que muchas personas la relacionan con cambios de ritmos biológicos y emocionales.
.
No siempre es un buen momento para abrir o cerrar un ciclo o emprender un nuevo proyecto, aquí te dejamos una pequeña guía para que uses a tu favor cada fase y su energía.
.

La luna nueva Es la luna que no se ve, está situada entre la tierra y el sol, dandole la espalda a este, y por eso no refleja su luz. La energía de esta luna no es suficiente para tomar acción, pero sí para intencionar nuevos proyectos, sembrar nuevos hábitos y alinearte con nuevos propósitos. Esta Luna representa todo lo que empieza y es el momento para enfocarnos en nosotros mismos, dejando atrás deseos y realidades de los demás.
.
Cierra los ojos y regálate un momento para preguntarle a tu ser interior que es lo que realmente quiere, cuál es tu deseo más profundo y decrétalo al universo en esta luna.
.
La luna creciente, es cuando se empieza a ver la luna en el cielo, en este momento forma un ángulo con la tierra y el sol. La energía está también en crecimiento mientras va creciendo su luz y estamos más dispuestos a expandirnos al igual que ella. Esta es la fase de la acción, es ideal para planificar y darle curso a las nuevas intenciones o proyectos que sembramos en la luna nueva; esta luna es ideal para desarrollar e impulsar todo lo que queremos que crezca. 
También es buen momento para enfrentarte a retos de nivel personal o profesional.
.
Toma papel y lápiz, haz una lista de tareas o pendientes, empieza a fijar fechas para crearle un plan de acción a ese nuevo sueño o proyecto que tienes estancado.
.
 
La luna llena es cuando la luna se convierte en un espejo que refleja toda la luz del sol. Te invita a dejar vestiduras atrás para permitirte la posibilidad de brillar tal y cómo eres, te recuerda que siempre estás completo, en cualquiera de tus fases.
Esta luna es la luna de las brujas y los magos, donde nos conectamos más con nuestro poder interior y nuestra intuición por lo que es un gran momento para conectarte con lo mágico y esotérico.
Es común sentir un poco de cansancio en la luna llena, permítete descansar.
.
En el plenilunio puedes hacer rituales de limpieza energética o de mimos para conectarte con tu cuerpo y con tu ser entero.
.
Luna menguante Es cuando el ciclo empieza a retornar, cada vez la vemos más pequeña hasta que se vuelve a poner en paralelo con la tierra y el sol. Esta luna nos invita al descanso y la reflexión, es ideal para dejar atrás lo que no queremos que nos siga acompañando en este camino de la vida. Es momento de cierre y conclusión
.
En esta luna no hacemos tanta magia pero sí nos cuestionamos por el camino y lo aprendido, volvemos atrás para agradecer, hacer un cierre o cortar con algo y nos da la posibilidad de empezar a pensar en un nuevo propósito que transmitiremos en luna nueva o un nuevo plan que maduraremos en luna creciente, entendiendo que debemos mejorar.
.
En Taller de Hierbas creemos en la energía de este gran astro y por esto te proponemos un ritual: Baño de Luna, que puedes usar en cualquiera de sus fases con tus intenciones claras y aprovechando cada una de sus energías.
.
Feliz novilunio